Un personaje, un héroe

El incendio de las iglesias
11 Jul 2019
Desde un rincón de mi tierra
23 Jul 2019
DEPORTES

Un personaje, un héroe

Hace 10 años jugaba en la sala con mis juguetes y mi hermano mayor, de repente veo a mi padre emocionado buscando el control remoto de la televisión de la sala para ver un evento deportivo. Estando yo muy pequeña no entendía que sucedía, como toda niña curiosa me levanté y le pregunté qué era eso de “juegos olímpicos” y mi padre me dio una breve explicación sobre los deportes y las actividades que se hacían en dicha competencia.

A pesar de que me dijera todo eso no le encontraba sentido alguno a la emoción por querer verlo en ese momento, y allí me contó de él, me dijo: “su nombre es Irving Saladino, es un colonense que nos está representando en los juegos olímpicos de Beijing en la categoría de salto largo”. Yo aún muy confundida preferí sentarme y ver la televisión junto a él, cuando lo imposible sucedió: Irving había logrado batir su propio récord y ganar la primera medalla de oro para Panamá. Celebré cuando vi que todos en casa comenzaron a hacerlo y a brincar con emoción por dicha hazaña.

Ese día vi todas las noticias y las entrevistas que le hicieron, comencé a recolectar toda la información que podía, quería saber más de él.

Fue cuando decidí ir donde mi abuelo para que me ayudara a organizar toda la información sobre él, compró los periódicos y pudimos leer. Irving Jahir Saladino Aranda, tenía 23 años de edad cuando logró dicha heroicidad, fue el primer joven en ganar una medalla de oro en América Central. Era de la provincia de Colón, pero antes de ser un gran deportista, fue electricista; ese trabajo lo ayudaba a pagar sus estudios, sin embargo, no inició en el salto de longitud sino en atletismo.

Días después mis tíos me llevaron a la caravana de bienvenida que le hicieron, allí mismo en la actividad descubrí las marcas personales que tenia Irving, 8.73m en pruebas de aire libre y 8.47m en pista cubierta. Seguía muy de cerca a dos atletas panameños, a Alonso Edward y a él, me gustaba mucho verlos competir. Edward era muy veloz y decían que podía derrotar al hombre más veloz del mundo, Usain Bolt. A Irving Saladino porque siempre quedaba en los tres primeros lugares en su disciplina. Vi junto a mi hermano su participación en el salto largo del Great City, en Inglaterra y ocupó un segundo lugar con una marca de 7.93m. Nunca pensé que ese día iba a ser la última vez que vería al “canguro” saltar.

El día 7 de agosto de 2014, cuando estaba preparándome para ir al colegio, Irving Saladino anuncia su retiro en televisión, fue un poco triste para mí porque lo había seguido desde aquella vez en la sala de mi casa. Contradictoriamente, me alegré cuando dijeron que sería embajador deportivo en Panamá, porque podía inspirar a  muchos jóvenes atletas a seguir sus sueños, superando cualquier obstáculo.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:
Mayelis Alfonso
Mayelis Alfonso
Mi nombre es Mayelis Alfonso tengo 16 años de edad. Estudio el undécimo grado de bachiller en tecnología e informática en el Instituto Rubiano. Estoy participando en el proyecto #500historias porque pienso que sería una bonita experiencia poder compartir mis ideas, opiniones y opiniones a través de esta crónica.