El incendio de las iglesias

Huella patriota
11 Jul 2019
Un personaje, un héroe
11 Jul 2019
CULTURA

El incendio de las iglesias

 

La alarma se escuchó desde el 28 de enero de 1671 y finalizó el 24 de febrero del mismo año. Fue cuando nuestros monumentos, arquitectura, lujo y esplendor comenzaron a desvanecerse debido a la gran intensidad de las llamas. Nuestras riquezas estaban en peligro de ser hurtadas por aquellos que solamente querían la gloria.

Los piratas causaron la destrucción de la nueva ciudad, se conoció que su objetivo era el gobierno absoluto sobre todos los moradores de la ciudad de Panamá. Ellos deseaban que todo estuviera bajo su posesión para que juraran obedecer fielmente al Rey de Inglaterra y así fueran forzados a entregar sus riquezas; bienes que eran repartidos entre la corona inglesa, el jefe de expedición y la tropa.

Fue entonces que los piratas iniciaron la quema de múltiples iglesias y el saqueo de las mismas. Sin embargo, hubo una iglesia que no sufrió estragos; esto fue debido a que el templo llamado “Nuestra Señora de la Merced”, fue seleccionado como cuartel del pirata Henry Morgan.

Esta iglesia al igual que las demás tiene un gran significado para los moradores de la ciudad, la colocación centralizada de la virgen de la Merced, ya que ella ha sido como su madre o protectora de todo peligro, aquí fue donde se dieron las primeras misas.

Esto dejo un antes y un después en la vida de aquellos que se consagran fielmente a la voluntad de Dios. La otra capilla es un Mausoleo, es decir un sepulcro suntuoso que se levanta como un monumento fúnebre. La iglesia de la Merced cuenta con 4 campanas las cuales llevan los nombres de: Nuestra Señora de la Merced, San Serapio, San Pedro Nolasco y San Ramón Nonato. Las campanas tienen una gran simbología dentro de la cultura religiosa de nuestro Panamá, debido a que ellas en aquel entonces eran los medios más eficaces para comunicar diferentes mensajes a la población. Cada iglesia contaba con personas específicas para realizar cualquier tipo de llamado como: alerta, convocación, el tiempo, aviso, entre otros.

Aquellas personas que se encargaban de este trabajo y el sitio desde el cual actuaban se les conocían como Atalaya. Los tipos de campanazos que se utilizaban con mayor frecuencia eran:

  • Toque de gloria: este toque solo era utilizado con un evento súper especial como la llegada de un obispo o un nuevo Papa.
  • Toque de fiestas: era un toque de carácter alegre y en él se permitía el voltear y volar de las campanas, se realizaba con la llegada de una virgen o el santo de una procesión.
  • Toque de difunto: uno que nadie siente el deseo de oír, por eso sus toques son de manera lenta y sobrecogedora.
  • Toque de arrebato: considerado como el que avisa del peligro, en este toque las campanas son tocadas a la vez y de forma rápida.

      La iglesia de la Merced todavía guarda parte de la historia que hacia retumbar los rincones de lo que hoy conocemos como el Casco viejo.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES:
Ángel Villareal
Ángel Villareal
Yo soy Ángel Villarreal, tengo 16 años y curso undécimo grado de bachiller en tecnología e informática. Participo en el proyecto #500 historias y creó que el fundamento de toda persona, en lo laboral, familiar y profesional es Dios. Me gusta interpretar canciones con mi hermano y practicar el idioma Inglés.